Odontología preventiva

13/11/2014

¿Seguimos “tapando agujeros” o luchamos para prevenir la caries?

Los odontólogos/as todavía seguimos obturando la caries, desvitalizando el diente, etc. sin poner mucho esfuerzo en prevenirlas. A veces, parece que no nos conviene cambiar las causas que producen la caries. Porque, ¿cuál es nuestro objetivo: ofrecer un servicio a cambio de un ingreso económico como cualquier otro negocio, o de verdad nos interesa la salud de la persona que ha acudido a pedirnos ayuda?
Hoy en día la caries es una enfermedad prevenible si se investigan, en cada persona, los factores de riesgo que la han generado. Creo que la educación y la prevención son las herramientas esenciales para lograr una óptima salud bucal tanto en la infancia, la adolescencia o en la edad adulta.

Actualmente, gracias a la educación a los padres y la atención odontológica temprana desde la infancia, las nuevas generaciones no deberían pasar por un dolor de muelas o por una mala experiencia en el dentista. La odontología está cambiando y cada vez somos más los dentistas que creemos que más vale prevenir que curar. 

Con odontología preventiva las visitas son menos dolorosas, más rápidas, sencillas y económicas. Además, si acude desde niño a realizar revisiones de boca se irá acostumbrando rápidamente a ellas y  no las asociará con una experiencia traumática.

Cuando se tratan los dientes de manera agresiva, hay que recordar además, que las ramificaciones terminales de las fibras nerviosas también se encuentran en el nervio dental y que esa información llega a todas partes por el papel que juega el sistema nervioso como regulador e integrador del organismo. Porque si realizamos reconstrucciones, endodoncias, implantes… estos tratamientos se pueden convertir en campos interferentes en un momento determinado y pueden dar  lugar a otra patología en otra parte del cuerpo.

Ya lo hemos dicho anteriormente que el control de determinados alimentos como el azúcar es otro aspecto a tener en cuenta. Pero es importante considerar el número de tomas al día, durante cuánto tiempo se realizan y si van acompañadas de otros alimentos. Tomar, por ejemplo, aperitivos como cortezas de trigo o maíz tostado varias veces al día, durante 20 minutos y entre horas puede ser menos aconsejable, desde el punto de vista de la salud dental, que tomar un zumo con azúcar rápidamente junto con pan integral con queso.

Lo anterior no sustituye sino que complementa medidas de cepillado. En la promoción de la salud es primordial el papel activo de cada uno, la responsabilidad es de cada uno, que deberá preocuparse por mantener una higiene bucodental óptima.


Comentarios

Formulario de contacto

Todos los campos son requeridos

Localización

Ofrezco mis servicios en varias clínicas del centro de la ciudad de Mataró. Ponte en contacto conmigo para concertar una visita.

DENTAL EXPERT: C/ Jaume Isern, 94 (Mataró)

OSICS: Pza. de la Muralla, 27 (Mataró)

UDANA: Camí Ral, 377 1º2ª (Mataró)

2014 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos