El ajo como tratamiento de boca

13/11/2014

Hace más de cuatro mil años en los países del Oriente Próximo, el ajo tenía una gran aceptación y jugaba un importante papel en la dieta. En Egipto tenía una veintena de usos terapéuticos, muchos de los cuales siguen plenamente vigentes y han sido confirmados por los estudios actuales. En Grecia también, ya que Hipócrates lo consideraba “medicamento propio para dar vigor”.

Desde entonces, varios estudios han  demostrado in vivo e in vitro la efectividad del ajo frente a numerosas bacterias, entre ellas las de la boca. En los años 80, se realizaron estudios clínicos donde se manifestaba la capacidad inmunológica y estimulante del ajo.

En la odontología posee gran poder, tanto a nivel sistémico como local. La fácil forma de preparación hace que sea un remedio útil para tratar la caries, irrigar los conductos del nervio durante la endodoncia, en tratamientos de enfermedad periodontal, como analgésico, etc.

Mª Cristina Gerascoff en su libro “Sanar desde la boca”, nos enseña que es posible una cicatrización de la caries gracias al ajo. Esta odontóloga ha experimentado la remineralización de los tejidos dentales afectados. Succionar un trozo de diente de ajo cada día durante 15 minutos produce cambios interesantes para la prevención de caries en personas con predisposición de padecerla.

La desventaja de succionar el ajo pude ser su fuerte sabor y su olor, porque hay personas que no lo toleran. Otros en cambio, lo aceptan porque pasados unos minutos de su uso, no deja residuos de olor ni sabor. 

Para los que su olor y sabor es un problema, os invito a que visitéis una clínica dental natural, donde te recomendaremos otras maneras de preparar el ajo para la profilaxis bucal. Así, mediante el uso cotidiano de la loción de ajo en la higiene dental diaria, intentaremos conseguir la remineralización de los tejidos del diente y la detención de procesos cariosos recidivantes. Cuando vengas a la consulta, puedes preguntarnos cómo combinar el ajo para cepillar los dientes.


También dan buen resultado las cataplasmas de ajo y son muy sencillas de hacer. De esta manera, se puede ver la reabsorción de infecciones, la eliminación de aftas y fístulas dentales. Si es tu caso, puedes decidir si quieres tomar productos farmacológicos o aplicar una cataplasma de ajo, la cual te podemos explicar cómo hacer en casa. Recuerda que siempre será mejor con la supervisión de un odontólogo.

Los médicos naturópatas a veces recomiendan el uso sistémico de ajo como pro-biótico o fortalecedor. Podemos aplicar el test kinesiológico para saber cuál es la dosis más adecuada para cada paciente y momento. Si se toma en forma concentrada, se debe tomar antes de las comidas y con abundante agua.

Tengamos en cuenta, sin embargo, que en personas sensibles a la ingesta continuada, puede originar irritaciones intestinales e hipotensión. Y que es mejor no administrar en niños, durante el embarazo y lactancia, ni en personas con hipotensión o gastritis aguda.


Comentarios

Formulario de contacto

Todos los campos son requeridos

Localización

Ofrezco mis servicios en varias clínicas del centro de la ciudad de Mataró. Ponte en contacto conmigo para concertar una visita.

DENTAL EXPERT: C/ Jaume Isern, 94 (Mataró)

OSICS: Pza. de la Muralla, 27 (Mataró)

UDANA: Camí Ral, 377 1º2ª (Mataró)

2014 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos