Cómo curar desde la boca

13/11/2014

Hola compañer@s, buen verano a todos! 

Antes de irme de vacaciones os explicaré cómo se pueden mejorar muchos estados de enfermedad quitando o tratando los procesos irritativos de la boca, aquellos que interfieren en el funcionamiento normal del sistema nervioso, el que coordina todas las funciones de regulación y curación que todos poseemos.

Al tratarlos adecuadamente o al retirarlos de la boca, muchas veces esa persona empieza a encontrarse mejor y, en algunos casos, se olvida de ese problema que manifestaba, sea un dolor de cabeza, patología neurológica, alteración de la piel, bronquitis, problemas digestivos, dolor de espalda, ansiedad, depresión, ruidos o infecciones de oído o cualquier otra manifestación. 

Entre los procesos o materiales irritantes de la boca se encuentran:

Enfermedad periodontal. Tanto la inflamación de la encía con sangrado persistente como la pérdida de hueso maxilar se ha de tratar adecuadamente ante cualquier enfermedad para ayudar a nuestro sistema a recuperar la salud perdida.

 
Infección o resto dadicular. Nos indica el malestar del terreno y muchas veces nos avisa del origen del problema que padecemos. Un resto de la raíz presente en el hueso, infección tras sacar un diente, un abceso dental, flemón, fístula con salida de pus, pulpitis o infección del nervio dental, candidiasis, granuloma, osteítis y otras manifestaciones de la boca,  al tratarlos adecuadamente, se observa la disminución o desaparición del síntoma o alteración .


Compromiso funcional de la mandíbula. Algunas estructuras al chocar producen la limitación mecánica al movimiento de la mandíbula, dando lugar a dolores o limitaciones que pueden afectar a cualquier nivel. Al conseguir retirar estas estructuras (muela de juicio, prótesis demasiado alta, anatomía que impide movilidad, etc.), a veces desaparece el dolor y se recupera la masticación.




Masticación unilateral. Es importante masticar alternando de los dos lados y para eso debemos facilitar que se puedan hacer todos los movimientos mandibulares sin mucho esfuerzo muscular y articular. De esta manera, liberamos las tensiones musculares y la articulación temporo mandibular se coloca en su posición correcta. Tras ese trabajo, se mejora el estado en personas con  migrañas, dolores cervicales, dolor en hombros, etc.


Endodoncia o “matar el nervio”. Deja el diente sin vida y esto puede dar lugar a la irritación del sistema nervioso vegetativo y provocar dolor u otras afecciones a distancia. Evitaremos hacer endodoncias, pero si ya están realizadas, aplicaremos la terapia neural o extraeremos el diente si sospechamos que el origen de las patologías se encuentra allí.







Dentadura de metal, fundas y postes metálicos. En muchas personas irritan el sistema nervioso dando lugar a alteraciones locales, o sistémicas como enfermedades neurológicas. Al retírarlos de la boca y sustituirlos por otro material más biocompatible muchos notan un alivio inmediato a corto o medio plazo.






Amalgama de plata o empaste negro. Debido a su composición sobre todo de mercurio junto a otros metales, este material tóxico puede dar lugar a alteraciones locales en la boca, neurológicos, degenerativos, inmunológicos, etc . Es importante retirarlos tomando precauciones y ayudando al cuerpo a eliminar los metales pesados. Así que ante cualquier enfermedad neurológica, malestar o dolor cambiaremos estos empastes para recuperar el estado de salud.




 Implante. Puede ocasionar múltiples alteraciones por lo que se colocaran en aquellas personas que el umbral biológico esté por encima de soportar este material extraño en el maxilar. Si están dando problemas graves a distancia se puede realizar la terapia neural o retirarlos del hueso.





Ortodoncia. También puede dar lugar a varios dolores y alteraciones de posición. Se debe respetar el momento de colocación de cada paciente y en todo caso combinarlo con la osteopatía para equilibrar todos los sistemas y no crear alteraciones a la estructura corporal.




Por todo eso, es muy conveniente realizar una ortopantomografía o radiografía panorámica de toda la boca y analizar detalladamente el material o las estructuras irritativas que se presentan en la boca para poder empezar a tratarlas o a retirarlas, dependiendo del caso.



los cuatro terceros molares o muelas de juicio están incluidos en el hueso 



pérdida del hueso, empastes de amalgama de plata, implante, molar endodonciado y masticación incorrecta



múltiples implantes y puentes metálicos

-                      


Comentarios

Formulario de contacto

Todos los campos son requeridos

Localización

Ofrezco mis servicios en varias clínicas del centro de la ciudad de Mataró. Ponte en contacto conmigo para concertar una visita.

OSICS: Pza. de la Muralla, 27 (Mataró)

UDANA: Camí Ral, 377 1º2ª (Mataró)

2014 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos